miércoles, 31 de octubre de 2012

La Biología en la vida cotidiana


La Biología en la vida cotidiana

Tradicionalmente repetimos a los alumnos, que la Biología es importante porque se encarga de estudiar el origen, evolución, nutrición, reproducción, patogenia, etc., de los seres vivos. Así, la Biología se ocupa de describir las características y los comportamientos tanto de los organismos individuales como de las especies en su conjunto, la manera en que se reproducen y las interacciones que establecen entre ellos y con el entorno, con la finalidad de comprender los procesos que conforman la vida en toda su extensión.
Dada la complejidad y amplitud del "estudio de la vida", resulta verdaderamente difícil interesar y hacer entender a los alumnos el significado de la Biología en su vida diaria. Es muy frecuente evitar tanto nuestra inercia a enseñar enciclopédicamente, como la tendencia de los alumnos a memorizar definiciones, hechos, conceptos, leyes, sin que los conocimientos obtenidos les sean verdaderamente significativos y aplicables en la cotidianeidad.
Para paliar este obstáculo, probablemente necesitemos darles ejemplos explícitos que les permitan valorar que, por el hecho mismo de estar vivos, somos parte de los asuntos que la Biología estudia y que sus avances tienen serias implicaciones en el desarrollo y el progreso social, planteando incluso interrogantes de carácter ético que deberíamos ser capaces de presentar, independientemente de nuestras convicciones personales, con el único fin de ayudar a establecer una cultura biológica que permita a los alumnos ser capaces de entender y cuestionarse sobre temas tan controversiales como la utilización de células madre, por mencionar un ejemplo.

            
Otro asunto fundamental, es que profesores y alumnos seamos conscientes de que las ciencias comparten propósitos, contenidos y métodos, que su interrelación ha permitido abordar problemas de salud, ambientales, de manejo de recursos, tecnológicos, de producción, etc., que nos permiten comprender mejor el ambiente biológico en que nos movemos. En nuestro caso, hacer énfasis en la relación que existe entre la Biología, la Química y la Física, puede ofrecer una mejor manera de explicar lo que aporta cada una de esas disciplinas al conocimiento de temas como por ejemplo:
  • La composición de los seres vivos - donde podemos acercar a los alumnos a hacer conciencia en que los organismos estamos formados por compuestos químicos y las reacciones entre ellos nos permiten estar vivos.
  • El ciclo del agua – cuya comprensión nos permite entender el nocivo efecto que tiene sobre él la actividad humana y que nos ha conducido a la crisis hidráulica mundial por la que atravesamos.
  • El flujo de la energía en los ecosistemas o la utilización de luz en las plantas – lo cual provee de un ejemplo tangible de cómo la energía se transforma para ser utilizada de diferentes formas y por diferentes organismos.
Resumiendo, ¿no es deseable inculcarles a nuestros alumnos la cultura biológica que permita llegar, en un futuro, a la construcción de una sociedad capaz de interesarse y cuestionarse sobre temas que podrían ser del dominio público y no estar confinados a los foros de discusión de científicos, empresarios y gobernantes?
Responder que sí, implica que estemos conscientes de la necesaria y continua capacitación disciplinaria y didáctica para enfrentarnos con éxito a los alumnos cuando nos hagan preguntas tan diversas e interesantes como las implicaciones de la producción y consumo de alimentos transgénicos, la existencia del colesterol "bueno" y el "malo", el consumo indiscriminado de antibióticos, el origen y propagación de las infecciones virales, la clonación, el manejo racional de los recursos naturales, la dispersión de nuestros genes, etc. Todos ellos seguramente de mayor interés y cercanía que los vastos temas llenos de definiciones con que se hacen los programas de estudio, por eso requerimos compartir cómo a partir de los intereses de los alumnos podemos proporcionarles las herramientas conceptuales y metodológicas de la Biología para comprender el mundo en que viven.
Referencias
Referencias bibliográficas
  • Campbell, P. N., Smith, A.D. y Peters, T. J. (2006). Bioquímica ilustrada: Bioquímica y Biología molecular en la era posgenómica (5ª edición). Barcelona, España: Elsevier Masson.
Referencias electrónicas
Referencias imagenes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada